Compartimos las palabras del presidente de SAU Arq. Fernando Pereira Figuerón a propósito del 105 aniversario de nuestro gremio.

Cumplimos 105 años de la primera y única institución que agrupa a los arquitectos del Uruguay. Más de un siglo sostenido en el trabajo permanente y constante de muchos colegas que con su esfuerzo han contribuido paso a paso, en distintos contextos históricos a sostener una institución gremial cuya característica histórica ha sido no solamente la defensa de los intereses de los arquitectos, sino además, la apuesta a un compromiso social que hoy se ve reflejado en los diversos y múltiples ámbitos institucionales de los que participamos.

Nos caracteriza el trabajo, el participar del reclamo no desde la protesta, que es un legítimo derecho por cierto, sino desde la construcción de propuestas que articulen nuestros intereses con una razonable elaboración donde todas las partes ganemos. El más reciente ejemplo de esta conducta es la Ley N° 19.726 promulgada en diciembre del pasado año por el Poder Ejecutivo que ha modificado el artículo 144 actualizando el régimen legal de responsabilidad de los arquitectos, ingenieros y constructores, vigente en el Código Civil desde 1869. En este caso, el proyecto se originó en SAU en el año 2015; posteriormente recibió aportes de APPCU que fueron incorporados a su texto, resultando en un proyecto armonizado entre ambas instituciones. Invalorables los aportes de muchos colegas entre los que se encuentran directivos, presidentes como Duilio Amándola, Juan Articardi y Alvaro López; la Secretaría Política del Arq. Walter Corbo y los afinados conceptos legales del Dr. Carlos Castro lograron concretar una línea de trabajo transversal a varios períodos.

Esta forma de actuar y esta línea de trabajo sostenida en el tiempo respaldan la permanencia del colectivo al que hoy rendimos homenaje.

La revista Arquitectura, un documento reconocido a nivel nacional y panamericano, nace también en 1914, proponiéndose desde sus comienzos ser un instrumento de difusión, investigación y registro de la arquitectura y el urbanismo, apostando a la puesta en valor de la profesión.

Los concursos de Arquitectura son otra línea estratégica sostenida ininterrumpidamente a lo largo de estos 105 años donde detenernos en su enorme legado requeriría muchísimo tiempo. La SAU se ha caracterizado en este aspecto por su solvencia institucional, rigor e imparcialidad que son la garantía básica para que este instrumento no pierda valor ni convocatoria. La prueba más reciente de su vigencia es el actual concurso binacional para el edificio del laboratorio de la Comisión Administradora del Rio Uruguay (CARU) que posiblemente se conozcan los resultados en estas horas y en el que participaron más de 90 proyectos en una modalidad de entrega digital. El reglamento de concursos de nuestra institución ha sido fundamental para la definición del estas bases

El posicionamiento internacional de la SAU nace también tempranamente. Ya data en actas con fecha agosto de 1914 el siguiente texto: “La Comisión Directiva de la Sociedad de Arquitectos ha resuelto dirigir a los rectores de las universidades de América, en las que se cursan estudios de arquitectura y a los directores de las escuelas especiales de arquitectura; el siguiente comunicado, en el que, a la vez que se da cuenta de la fundación de nuestra sociedad, se insinúa la idea, de reunir a los arquitectos de las dos Américas, en un gran congreso, a celebrarse próximamente, en la ciudad de Montevideo”. Esta convocatoria encomendada en 1914 por la Directiva al Arq. Alfredo Campos deviene en el Congreso Panamericano de 1920 donde se evidencia la necesidad de valorizar la arquitectura del continente, el intercambio entre colegas de América que da origen a la conformación de la FPAA (Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos), cuya secretaría permanente la ejercen por estatutos ex presidentes de SAU. Esta institución gracias al trabajo desde Uruguay logra consolidarse en el tiempo a tal punto que el próximo año festejaremos sus 100 años y donde Montevideo será nuevamente sede de un encuentro de Comité Ejecutivo, actividad que estamos programando con el Arq. Articardi actual secretario de FPAA.

Son innumerables los aportes institucionales en la discusión y elaboración de normativas y leyes de carácter nacional, departamental y en el ámbito técnico siendo SAU una organización fundadora del Instituto Uruguayo de Normas Técnicas, por ejemplo, o participando orgánicamente en el Congreso Nacional de Intendentes donde vamos consolidando criterios normativos de alcance nacional y donde hace pocos días hemos presentado una propuesta para que SAU lleve un registro único de profesionales a ser reconocido por todas las intendencias. Nos integramos a otros colectivos gremiales como AUDU, participamos en el orden egresados en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, en la Fundación Dieste, en comisiones departamentales de Patrimonio y todo ámbito donde se necesita una visión colectiva de los arquitectos a nivel de todo el país a través de las comisiones delegadas en cada departamento del país.

Sostener todas estas acciones gremiales no ha sido posible sin el compromiso de los agremiados y particularmente quiero reconocer el esfuerzo de los colegas que trabajan intensamente en las Comisiones Asesoras desarrollando en profundidad temas relativos a la vivienda, patrimonio, urbanismo, arancel, arquitectura sostenible, accesibilidad, bomberos, paisaje y medio ambiente, comisión de asuntos internacionales, capacitación continua y otras en vías de formación como comisión concursos, comisión de arquitectos en la función pública y una comisión de jóvenes arquitectos. Es con estos últimos donde debemos trabajar nuevos mecanismos de comunicación y propuestas para que se acerquen y se identifiquen con nuestro gremio.

Nada explica mejor “qué nos da la SAU” que su rica historia y evocarla hoy particularmente me llena de orgullo y nos motiva para instrumentar los cambios institucionales necesarios para proyectarla hacia el futuro. Para ello estamos implementando cambios y abriendo una línea estratégica para trabajar a nivel directivo que nos permita potenciar la cantidad de socios, la calidad de nuestra acción profesional promoviendo la capacitación continua en áreas de intervención nuevas para el arquitecto.

Queremos ser la casa de los arquitectos, el punto de referencia para el intercambio y el crecimiento profesional de los arquitectos en Uruguay.

Tenemos hoy la obligación de establecer los cambios institucionales que nos impone este tiempo complejo de nuevos paradigmas, de irrupción de nuevas tecnologías y de desafíos importantísimos para la humanidad como son la calidad del urbanismo, la arquitectura y su impacto en el medioambiente.

Hoy es un día de festejo, de reconocimiento y una invitación a trabajar una vez más como en estos 105 años por nuestro gremio. Queremos una visión amplia en la definición de líneas estratégicas a largo plazo y por ello hoy estamos invitando a todos y muy especialmente a los expresidentes a conectarse con este desafío a través de un Consejo Honorario Consultivo, que surge a partir de esa institución hermana que es FPAA. Queremos que la experiencia institucional no se pierda sino que sea un mecanismo institucional para retroalimentar con su conocimiento y experiencia a aquellos que vendrán.